martes, 21 de junio de 2016

Sumbilla - Mendaur

 Subida a la ermita de Mendaur desde la localidad de Sumbilla
 La ermita de Mendaur está enclavada sobre unos llamativos peñados rojizos, típicos de gran parte del noroeste navarro.
 Estas rocas rojizas son conglomerados formados por una gran cantidad de cantos rodados de material ácido, sin carbonatos lo que implica que se rodaron bajo el mar donde los carbonatos se disolvieron y por tanto se supone que en esa época, Era Triásica, esta zona debía estar ocupada por el mar y con profundos cañones submarinos capaces de hacer rodar estos importantes cantos.
 Actualmente los conglomerados han resistido muy bien la erosión y han dado lugar a importante elevaciones como esta del Mendaur, en buena parte desforestadas por antiguos usos ganaderos y forestales y hoy ocupadas en parte por praderas y en los barrancos y laderas bajas hayedos.
 En los hayedos encontramos hermosos ejemplares de hayas.
 Otro grupo desanimado por las lluvias y la nieblas que amenazaban siguió la vía verde, una ruta que en esta ocasión hace gala a su nombre con una exuberancia de flora debida a la gran humedad y a las agradables temperaturas.
 Esta humedad se pone de manifiesto en algunas preciosas cascadas.
 Pero sobre todo en una gran diversidad de flora como la dedalera, Digitalis purpurea
 La gran humedad y la falta de heladas hacen desarrollar una flora casi tropical, con abundancia de grandes helechos, como la lengua de ciervo, Phyllytis scolopendrium.
 En las paredes rezumantes de agua el cabello de Venus, Adianthum capillus-veneris
Y llamó mucha la atención encontrar a mediados de junio, fresas, que lógicamente no era tales sino falsas fresas, Duchesnea indica, una planta exótica muy extendida en esta región.

VER REPORTAJE COMPLETO

lunes, 23 de mayo de 2016

Irurzun - Senda de los pescadores. 21/5/2016

 Recorrido florido desde Irurzun, vuelta a una de las Dos Hermanas y paseo por el sendero conocido como Senda de los pescadores hasta Urriza.
  Un bonito geranio silvestre muy llamativo por sus flores destacando entre sus hojas muy recortadas, Geranium sanguineum.
El toronjil o Melittis melyssophyllum muy decolorada
 La Iberis saxatilis una llamativa Crucífera que coloniza los pedreros.
 La ortiga muerta o Lamium maculatum de flor purpúrea, curiosamente junto a otra ortiga muerta de flores amarillas.
Las dos ortigas muertas, el Lamium maculatum y el Galeobdolon luteum u ortiga muerta amarilla
 Una curiosa y preciosa orquídea cuyas flores parecen que nos están haciendo burla, la Serapis lingua

 Una Crepis, posiblemente la C. biennis
La hierba de Santiago o Senecio jacobaea
 La búgula o consuelda media, una planta rastrera con unos llamativos racimos de flores erectas, Ajuga reptans
 La Orchis purpurea
 La aguileña o pajarilla, Aquilegia vulgaris, llamada así por su pétalos irregulares y retorcidos en la extremidad.
 El Allium molly, un curioso ajo silvestre no demasiado común en estas latitudes tan bajas.
 El Centranthus lecoquii es un pariente cercando del milamores o valeriana roja muy común en las murallas de Pamplona, roquedos, muros naturales o artificiales y en todos los lugares con mucha piedra y poco suelo.
Las colas de caballo siempre ligadas a humedad y encharcamientos, Equisetum telmateia y muy utilizadas como diuréticas.
Y terminamos con una bonita panorámica de las conocidas como Dos Hermanas, una estribación caliza de la sierra de Aralar cortada por el río Larraún, poco antes de su confluencia con el Araquil formando una espectacular foz por cuyo fondo pasa actualmente la carretera, pero antiguamente la perforaba por la izquierda.

VER REPORTAJE COMPLETO

domingo, 8 de mayo de 2016

Embalse de Domiko - Biandiz- embalse de San Antón (7/5/2016)

Precioso recorrido por la Navarra del Noroeste en el límite con Guipúzcoa, por el cordal de montes que cierran por el sur y el oeste las cuencas de alimentación de los embalses de San Antón y Domiko. En concreto las cimas de Galtzarrieta/Biandiz y Errenga, por ese orden, y luego por el borde de esos embalses. (¡¡ Peñas de Aia para otro día, porque completo han sido 15 km, casi, y 900 m de desnivel).

El disfrute de la primavera con todos los matices del verde, más flora, más algún monumento natural, más las vistas sobre la zona de Donosti y la costa vasca han sido un continuo regalo. 

 Recorrido realizado a la inversa del marcado, primero a las cumbres de Biandiz, luego al embalse de San Antón y al final al de Domiko.
 La principal singularidad de este recorrido es la naturaleza del terreno, granitos, algo poco corriente en Navarra.
 La estructura del granito formada por una amalgama de cristalitos de cuarzo, feldespato y mica cada uno de los cuales tiene un coeficiente de dilatación distinto da lugar a un tipo de erosión particular.
 Las rocas de granito carecen de carbonatos y dan lugar a suelos y aguas muy ácidas, con poco carbonatos donde desarrollan peculiares especies botánicas como la atrapamosca, Drosera rotundifolia, una planta parásita que se alimenta de los insectos que atrapa entre sus hojas.
 Los musgos de Sphagnum que se van descomponiendo por su parte baja dando lugar a la "turba".
 Así como a otras muchas especies de flora como el Cerastium arvense o Lithodora difusa
 Una falsa ortiga u ortiga muerta, Lamium maculatum
 Las calas, Arum italicum
 Las consueldas, Ajuga reptans
 Entre el arbolado han dominado las especies arbóreas de repoblación, típico de la región, las más abundantes, los robles americanos, Quercus rubra
 Con gigantescas hojas fuertemente dentadas.
 Los alerces japoneses, Larix kaempferi, o pino de hoja caduca que se ponen amarillentos en el otoño y tiran las hojas
 Pero sin duda la estrella del recorrido ha sido la gran secuoya roja, Sequoia sempervirens junto al embalse de Domiko.
 Las hojas de la secuoya roja recuerdan mucho a las del tejo o incluso a las de algunos abetos.
 Hay que alejarse mucho para poderla fotografiar al completo.
 Algunas curiosidades animales como esta mariposa de la que desconocemos totalmente su identidad
 De un tamaño bastante considerable para una mariposa
O estas curiosas bolas sobre un tronco que no son otra cosa que fases plasmodiales de un Mixomiceto, Lycogala epidendron.
 Embalse de Domiko
  Embalse de Domiko
  Embalse de Domiko
  Embalse de Domiko
 Embalse de San Antón.
 Y por supuesto no podemos olvidarnos de los impresionantes paisajes del recorrido, una pequeña muestra donde as aprecia la diversidad de bosquetes de repoblación de la zona.



 Embalse de San Antón y al fondo las peña de Aya
 Las principales poblaciones del norte.
Y para terminar una simple muestra de los innumerables monumentos megalíticos del recorrido.

VER REPORTAJE COMPLETO