domingo, 13 de abril de 2014

Otsondo -Aritzakun. 12/4/2014

Recorrido desde el puerto de Otsondo hacia el barranco de Aritzakun pasando por prados, hayedos y restos de antiguas minas romanas de oro, hierro y cobre.
el Narcissus bulbocodium uno de los primeros narcisos con corola abierta en embudo.
Conjunto de escilas, Scilla verna.
Las flores azules de la Scilla verna tiñen de azul los prados de montaña entre hayedos.
Dan señales de vida las primeras hayas, Fagus sylvatica. Hayucos del año recién germinados.
Una curiosa haya adulta que desarrolla sobre una gran roca como si se tratase de un gigantesco bonsai
La acedederilla o hierba del diablo, Oxalis acetosella, sus hojas de sabor ácido son deliciosas en ensalada y muy diuréticas.
Los gamones, Asphodelus albus, cubren gran parte de las praderas quemadas y pastoreadas por las vacas y caballos.
Praderas de gamones.
Los prados abandonados terminan cubriéndose de tojos o argomas.
El tojo o argoma, Ulex gallii.
El Chrysosplenium oppositifolium una típica de planta de las regatas y manantiales en los hayedos.
La Saxifraga hirsuta, muy común en los taludes de los caminos del hayedo.
El helecho macho, Dryopteris filix max, brotando con sus hojas desenrollando como si fuese la cabeza de una culebra.
La bella flora de la aguileña, Aquilegia vulgaris, con pétalos en forma de trompeta o cuerno enrollado.
La latrea, Lathraea clandestina, una planta que solo exhibe grandes flores en el suelo porque no tiene hojas ni partes verdes, se alimenta de la savia de los árboles a los que parasita.
El aro silvestre, Arum maculatum, especie de hojas muy tóxicas.
Los restos de las antiguas minas de oro, hierro y cobre aparecen ahora cubiertas de vegetación, especialmente arándanos.
El arándano, Vaccinum myrtillus, una planta acidófila que da unos exquisitos frutos al principio del verano.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada