viernes, 9 de octubre de 2015

Rincón de Belagua. 3/10/2015

Magnífico paseo con un tiempo esplendido, magníficas vistas, un colorido indescriptible y gran cantidad de hongos de todos los tipos.






El colorido de los bosques de pino negro así como de los hayedos no se puede transcribir en unas fotos.
Los hayedos ta parece que han empezado el otoño.
Los pinares de pino negro, Pinus uncinata, parecen auténticos bonsais creciendo sobre las rocas.
Las calizas kársticas nos ofrecen unos paisajes de cuento.
 Aunque la mayor parte de la flora ya se ha pasado todavía contemplamos algunas especies propias de estas altitudes como la Carlina acaulis, o eguzkilore.
Y este curioso sauce que abraza las rocas, el Salix pyrenaica.

Lo más representativo en estos momentos ha sido sin duda la flora micológica, muchas especies comestibles como las negrillas, Tricholoma terreum y los nízcalos o robellones, Lactarius deliciosus.


 Otras especies más llamativas que comestibles como los yesqueros, Fomes fomentarius y las Odemansiella mucida.


 Las estrellas de tierra, Geastrum rufescens y las también comestibles barbudas, Coprinus comatus.
 Y el que se lleva la palma en espectacularidad el falo de Satanás, Phallus impudicus. Muchas más especies observadas pueden seguirse en el blog "Observaciones de hongos de Navarra".

Por última cabría destacar algunos animales que están aprovechando los últimos calores antes de invernar, la víbora y el saltamontes.

VER REPORTAJE COMPLETO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada