martes, 11 de noviembre de 2014

Goizueta - Mandoegi. 8/11/2014

Paseo circular por las cumbres que rodean las localidades de Goizueta y Arana, coronando el alto de Mandoegi.
En un paseo de cumbres es evidente que lo más atractivo ha sido los paisajes.
Cordal con el alto de Mandoegi al fondo.
El Cantábrico y Donosti al fondo.
El extremo occidental del Pirineo.
La mayor riqueza del recorrido radica en el gran número de cromlech presente.
En varios casos formando agrupaciones.
También dólmenes y otros monumentos prehistóricos.


Algunas cumbres con historia.

En Arano llaman a este alto Apaiezengurutze ya que el protagonista de la historia fue un sacerdote . Su nombre Tomas Arribillaga Apezetxea, nacido en Leitza en el año 1739 y fallecido en este lugar en 1779. Existen varias versiones sobre las causas de su muerte.En primer lugar se dice que era muy buen jugador de pelota. En fiestas de Arano ganó un partido en el que circularon cuantiosas apuestas que supusieron la ruina económica de los que apostaron en su contra. Alguno o algunos de ellos lo esperararon en el paraje de Baratzazarreta cuando regresaba a Leitza y lo asesinaron.
Otra versión dice que el cura de Leitza hizo mucho dinero en una partida de cartas contra el barbero de Arano, amigo íntimo de la víctima. Sin embargo, el barbero trató de recuperar las pérdidas aguardando el paso de Tomas Arribillaga en el paraje que hoy denominamos Abadekurutz o Apaizengurutze.
Otra variante indica que el malogrado cura dejó embarazada a una joven de Leitza con la que había mantenido relaciones. Los familiares tomaron venganza matándolo en el ya referido paraje.
Tampoco nos podemos olvidar de algunas joyas de Goizueta, como este lavadero.
 
En el ámbito biológico destacamos la vacas betizu, autóctona del norte de España.
Y hasta un pobre jilguero o cardelina que a pesar de su pose no ha sobrevivido a los malos cazadores.
Aunque el otoño es la temporada típica de los hongos muy poco tuvimos ocasión de contemplar en el recorrido, esta Hypholoma fascicularis en un tronco muerto de haya, que algunos se han intoxicado por confundirla con la seta de chopo.
O esta Escleroderma gigante, Scleroderma polyrhizum, ya muy deformada por las lluvias.
En el mundo vegetal los muros de esquistos de muchas de la huertas de la zona aparecen decoradas con capileras, Asplenium trichomanes
Y más raro aún encontrar esta planta, el chayote, Sechium edule, una planta comestible originaria de Costa Rica, Guatemala y Honduras que los antiguos propietarios de estas tierras trajeron como otras muchas a esta zona de clima tan benigno como el Baztán.

VER REPORTAJE COMPLETO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada