miércoles, 26 de noviembre de 2014

Izaga desde Sengáriz. 22/11/2014

Precioso recorrido circular por la cara sur de la Peña de Izaga
Los más atractivo el colorido de la vegetación, especialmente de los quejigos, Quercus faginea, en contraste con las carrascas, Quercus rotundifolia y los bojes.
 
Los quejigos  pierden parcialmente las hojas en otoño y toman ahora unos espléndidos colores.
Sin embargo no son las únicas plantas que observamos, como el Leontodon hispidus, o el Hieracium pilosella o Pilosella officinarum.
 
La Potentilla pneumanniana, o la hierba de San Roberto, Geranium robertianum.
Alguna jarilla como el Helianthemum appeninum.
 
Con buena vista también hemos podido observar algunos curiosos hongos como los niditos, Crucibulum laeve que en realidad son pequeños cuescos de lobo (lentejuelas) embalados en un vasito.
Y aunque la fauna es difícil de observar y todavía más de fotografíar, podemos identificar su presencia a través de algunas de sus huellas como estas de tajudo.
Y mucho más evidentes y más desagradables los nidos de procesionaria.
Y por supuesto no se puede terminar este pequeño reportaje si presentar la ermita de la Trinidad de Izaga.

VER REPORTAJE COMPLETO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada