martes, 22 de diciembre de 2015

Etxeberri - Aixita - Larrazpil. 19/12/2015

 No se puede menos que empezar el comentario de la salida con estos caracoles, Helicella orzai , una especie endémica de la sierra de Aralar, es decir, que estos caracoles solo se conocen en esta sierra.
 Recorrido desde Etxeberri al Larrazpil con visita a la Hermana Mayor de Irurzun.
 Vista de la imponentes masas calizas que forman la foz de las Dos Hermanas.
 Cortado de la Hermana Mayor
 Castillo de vigilancia poco conocido situado justo encima de las Dos Hermanas en un lugar estratégico e inmejorable para vigilar el paso por la foz.
 Vista de la foz y de las Dos Hermanas.
Detalle de las rocas que forman el cortado de las Dos Hermana, calizas coralinas, es decir, recuerdos de antiguos corales convertidos en piedra y que nos recuerdan que en tiempos esto estuvo ocupado por un mar tropical con gran desarrollo de coral.
Principales localidades de los alrededores.
 
 Dolmen de Larrazpil en la cumbre que lleva su mismo nombre.
 Detalle del hito que hace unos años de forma voluntaria colocaron miembros de la Sociedad Gorosti para conocimiento y disfrute de todo paseante y que gente sin escrúpulos y con no se qué ideas se han dedicado a machacar.
 Ahora en pleno invierno poca vida encontramos, pero sin embargo nos sorprende el despertar de las primeras flores, el eléboro fétido, Helleborus foetidus.
 Y aunque no lo vimos en diversos lugares hemos vistos las señales de los jabalíes, aquí una bañera donde éstos se despiojan.

 Como cosa curiosa estas hayas y robles que aparecen verdes como si no estuviésemos en invierno y sin embargo no son sus propias hojas sino la de grandes hiedras que las abrazan y ahogan.
 La hiedra , Hedera helix, en su fase fértil o sexual produce unas ramas aéreas que carecen de rizoides para sujetarse a los árboles y cuelgan con sus flores y frutos y sus hojas son romboidales.
 Sin embargo la fase colonizadora de la hiedra es muy diferente, presenta hojas triangulares o en forma de punta de flecha, sus troncos presentan raíces con las que se sujetan a los troncos y absorben nutrientes pero no producen flores ni lógicamente frutos.
Y aún hemos tenido ocasión de ver un representantes del mundo de los hongos, el Cortinarius infractus.

VER REPORTAJE COMPLETO


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada