domingo, 18 de septiembre de 2016

Ansó - Calveira. 17/9/2016


 Ascensión al Calveira en el valle de Ansó desde las proximidades de Ansó.


 Impresionantes ejemplares de abeto blanco, Abies alba.




 Aunque la mayor parte de las laderas lo ocupan bosques de pino silvestre o royo, Pinus sylvestris.


Entre ellos muchos arbustos, algunos muy significativos para nosotros, como el gorosti o acebo, Ilex aquifolium, con los frutos todavía verdes.


 Frutos de majuelo o espino albar, Crataegus monogyna


 Y de pacharán o endrino, Prunus spinosa.



Frutos de pachaca o manzano silvestre, Malus sylvestris, muy afectados por la sequía.



Lamentablemente hemos observado zonas de pino royo completamente muertos y por lo que parece de una manera radical y brusca ya que ni las hojas le han dado tiempo a caer, se trata casi sin duda de ataques del barrenillo de los pinos, Tomicus, una larva de escarabajo que hace galería bajo la corteza por donde se introducen hongos y muere, similar a la grafiosis de los olmos que acabó con todos ellos, es temible pero puede ocurrir lo mismo con los pinos.


 A pesar de la sequía que ha habido hasta ahora siempre nos encontramos con alguna especie interesante de hongo, como es el caso de este Pleurotus dryinus, un pariente de los pleurotos o setas de otra, más dura y comestible especialmente de joven.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada