martes, 7 de octubre de 2014

Igantzi - Arantza . 4/10/2014

Bonito recorrido desde las ventas de Ihanzi=Yanci a Arantza=Ardanaz y subida a la sierra para dar la vuelta y volver al punto de partida, atravesamos bosques de castaños, pinares y zonas abiertas de matorral.
Algunas de las principales plantas observadas en el recorrido
Alguno de los bosquetes de pino insigne, Pinus insignis, que son los pinares de repoblación más frecuentes en esta región.
El castaño, Castanea sativa, un árbol que aún no siendo propio de la zona ha sido cultivado desde muy antiguo y constituye un importante recurso de la zona.
La Cortadería selloane o hierba de las Pampas es una planta cultivada en muchas casas que gracias a sus semillas fácilmente arrastrables por el viento y su gran capacidad de colonización se ha convertido en una peligrosa invasora de gran parte de la costa cantábrica.
 
El mentastro, Mentha rotundifolia es una clase de hierba buena, muy aromática y útil contra las picaduras de los mosquitos entre otras aplicaciones.
El brusco o rusco, Ruscus aculeatus, es una curiosa planta cuyos tallos son aplanados como hojas de donde salen las flores que luego se convierte en frutos. Antiguamente se utilizaba para quitar la telarañas.
El acebo o gorosti, Ilex aquifolium, el símbolo de la Sociedad, es una preciosa planta muy importante en la alimentación de muchos animales salvajes.
El Crocus nodiflorus o azafrán silvestre, ya empieza a decorar el suelo de los bosques y landas. Sus estambres constituyen una clase de azafrán.
Entre los cultivos peculiares de la zona destacan los kiwis, una planta exótica muy bien adaptada en esta región de Navarra.
Las metas que forman parte importante del paisaje de esta zona son amontonamiento de helecho común seco que luego será utilizado para camas y alimento del ganado.
Una culebrilla que se nos cruzó en el camino, aunque no soy un experto creo que se trataba de la Coronella giróndica, inofensiva.
A pesar de estar en temporada de hongos, fueron muy pocos los que vimos, uno de ellos este llamativo Boletus armeniacus, comestible, aunque no de la calidad de los Boletus aereus y similares.
En el recorrido destacan unas rocas muy blancas que han sobrevivida a la fuerte erosión de la región, son cuarcitas, insolubles en agua y muy duras.

El reportaje completo 













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada