domingo, 26 de octubre de 2014

Irati - Lizardoya. 25/10/2014

Un paseo por Irati en otoño es sin duda un paseo inolvidable, y en especial por su colorido debido a la caída de la hoja y a los hongos que se encargan de descomponerla. En esta ocasión la fecha un poco temprana para la caída de la hoja y la sequía la gran enemiga de los hongos, ha restado un poco de belleza, pero aún así es un paseo inolvidable. Algunas de las especies observadas.
Sin duda el abeto blanco, Abies alba, es la principal joya de este recorrido, no en vano estamos en una reserva integral declarada precisamente para proteger este hayedo-abetal.
Como Reserva Integral los árboles que mueren quedan a la descomposición natural y constituyen el reino de los hongos y el abrigo de muchos animales.
Algunos de los más importantes descomponedores de todo el arbolado, tanto de las hayas como de los abetos, son los yesqueros, como el Fomitopsis pinicola.
La pezuña de caballo, Fomes fomentarius, y gran descomponedor de los troncos muertos de hayas.
 
La mucídula, Oudemansiella mucida, una llamativa seta de sombrero muy viscoso y traslúcido.
Y ya en el suelo, descomponiendo la hojarasca no podemos olvidarnos del hongo más preciado en nuestra Comunidad, el beltza u "hongo" por autonomasia, Boletus aereus
Sin duda lo mejor de Irati y lo más difícil de transmitir es sus paisajes y los coloridos que le dan las hayas, los abetos y los pinos royos.

VER REPORTAJE COMPLETO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada